El dinero que te gastas en el proyecto de arquitecto, puedes recuperarlo en la obra, si lo planteas correctamente y si tienes una serie de precauciones a la hora de redactarlo

proyecto de arquitecto

Pero…

¿cómo demonios voy yo a saber cómo tengo que hacer el proyecto de arquitecto?

…Eso quien lo tiene que saber es el arquitecto que lo hace y no yo,

¡caramba!

… que para eso le pago.

Estoy de acuerdo contigo, en parte… 

…Porque no tienes toda la razón.

Hoy te cuento cómo puedes plantear el proyecto de arquitecto, para que te ayude a ahorrar dinero y malos tragos durante la obra.

Conoce de qué va el Rollo

En esto como todo en la Vida, hay que saber cómo funciona el sistema para salir airoso de las situaciones.

¿… que quieres conocer la opinión médica de un especialista determinado que cobra una pasta por consulta?, pues tienes que conocer un poco cómo funciona la sanidad para saber cómo puedes conseguir tu objetivo.

¿… que quieres que el alcalde de tu pueblo te ayude con un problema que tienes y que te puede resolver mejor que nadie?. Pues no te vendría mal conocer determinados trapos sucios para conseguir sus bondades.

¿…que quieres salir en los medios de comunicación sin pagar un duro?. Pues tendrás que conocer cómo funcionan un poquito por dentro. Saber cuáles son sus miserias para colarte donde te interesa.

Y con esto de los arquitectos y los proyectos, pues pasa más de lo mismo.

¿… que quieres saber cómo demonios puedes hacer para no gastar tanto al hacerte tu Casa?. Pues tienes que conocer un poco el funcionamiento de todo el mecanismo y saber qué papel ocupais tú y tu Casa dentro del engranaje general, para saber realmente quién eres, si lo que a ti te pasa le importa a alguien, y si lo que tú quieres es posible.

No es la primera vez que me encuentro con personas desencantadas de su arquitecto porque no les va a la obra –dicen-, o porque no les coge el teléfono o porque no les ha ayudado en nada a escoger los materiales que mejor le iban para sus necesidades, o porque les ha dejado olvidados de la mano del constructor…etc.

Lo primero que tienes que saber es que el arquitecto es una persona como tú. Lo mismo hay personas buenas y malas. Pues con los arquitectos, lo mismo. Si no confías en él, mal empezamos.

No voy a centrarme en si tu arquitecto te cobra un pastón por lo que te hace, porque se me desvía el artículo de lo que quiero hablar ( y si quieres saber por qué los arquitectos cobran lo que cobran, te enlazo este artículo que he publicado en la revista Plan Reforma y te dará una ligera idea de a dónde va a parar la mayor parte del dinero que tú pagas por tu proyecto).

te enlazo este artículo

Me refiero al dinero que tú pagas

Me da lo mismo si se lo pagas al arquitecto, al ayuntamiento, al constructor, o a un asistente que te ayuda con las obras. Me da igual a quién se lo pagas.

Lo que sí es innegable es que tú pagas un dineral para hacerte tu Casa. Lo que te supone un esfuerzo tremendo.

Y yo me pregunto. ¿Esto podría ser de otra manera?.

Pues SÍ. Puede ser de otra manera.

¿Y cómo?. Pues hay que ponerse a conocer un poco el sarao en el que te vas a meter.

Voy a procurar no enrollarme más de lo necesario. A ver.

Si te quieres hacer tu Casa, en el 99% de los casos te haces el proyecto de arquitecto porque el ayuntamiento te lo exige.

No te lo haces porque realmente ves que te hace falta un documento por el que podais guiaros todos, ¿verdad o no?. … pues esto es un error.

Obviamente, si la casa es de nueva planta, no tienes escapatoria y te tienes que hacer el proyecto de-todas-todas.

Así que te vas a mirar cuánto te vale un proyecto de arquitecto y siempre es mucho dinero. Y al final se lo das al arquitecto que más te ha gustado o al más barato (seguro que harás esto último).

Esto por tu parte.

Por la parte del arquitecto, él trabaja sabiendo que al mínimo despiste le cae encima la guillotina afilada de la responsabilidad que le atribuye la ley, y esto acojona.

Así que ya sabes de qué se va a ocupar mayormente. De cubrirse sus espaldas. Tu bolsillo va después.

Tengo que decir que también hay arquitectos para los que su primera preocupación es que tu casa quede a su gusto (que no necesariamente al tuyo). En estos casos, lo que más le preocupa al arquitecto es su ego, su currículo, que tu obra se pueda enseñar en fotos y presentar a concursos.

Tú le importarás en la medida que eres necesario para que SU OBRA exista. Ni más ni menos.

Como ves te he puesto dos extremos entre los que hay multitud de arquitectos, que no son ni lo uno ni lo otro, o más bien, un poco de cada.

Hablo del arquitecto porque es el responsable del proyecto para una Casa.

Y también me he encontrado arquitectos muy preocupados porque su proyecto sea lo más fiable posible. Aunque en ningún caso, se preocupan de tu bolsillo. Simplemente porque no es su responsabilidad.

Como veo que me estoy enrollando, te voy a dar algunos ejemplos que a mí me han pasado en proyectos y en obras.

Un tercio de la tabiquería

Todavía me acuerdo de la cara que se le puso a un chico al que le estaba haciendo su casa cuando el constructor le pasó la factura por la tabiquería interior en ladrillo.

Se iba al triple de lo que había presupuestado según el proyecto.

¿Qué ocurrió? Pues que en las mediciones de proyecto no estaban metidos todos los tabiques…

Cimentaciones sin afinar

O cuando me voy a hacer una cimentación y veo unas zapatas exageradas y unas vigas centradoras de muerte.

Le comento al arquitecto que qué ocurría en aquella obra y me contesta

“tuve que sacar el proyecto en muy poco tiempo y la cimentación está sin afinar”

¿Sabes cuánto hormigón se gastó el dueño de la casa sin necesidad? ¿Sabes cuánto dinero tiró a la basura?.

Por lo menos, el 30% de lo que se gastó en cimentación se lo pudo haber ahorrado…

Igual que cuando me tuve que hacer otra cimentación delicada (porque teníamos cerca cauces de agua) y cuando estamos en plena faena me dice el arquitecto,

el dueño de la casa podría haberse ahorrado unos 2500 euros (de los 30mil que se gastó en cimentación) si le hubiese dado un repaso más al cálculo de la estructura… pero que es que con lo que he cobrado por el proyecto… no podía dedicarle más tiempo…

El tejado que no se podía ejecutar…

O también me ha pasado de estar haciendo una estructura de hormigón de una casa y cuando hemos levantado todas las plantas, al llegar al tejado, el arquitecto dice que no puede hacer el tejado como lo tenía pensado, porque la estructura ejecutada hasta ese momento (siguiendo los planos de estructura), no se lo permite.

Y hubo que cambiar el modelo y tipo de tejado, el diseño de tejado, los materiales de tejado…

Y todo eso es dinero malgastado porque son modificaciones de un presupuesto ya aceptado al constructor, que siempre salen más caras que si se hubiese previsto desde un principio del modelo y tipo de tejado adecuados.

¿Por qué ocurrió?. Por falta de dedicación al proyecto. Por falta de tiempo. O a saber…

¿Te das cuenta de que, lo que te crees que te ahorras en un proyecto (si no está optimizado para la obra) te lo mal-gastas luego con creces?

Aquí te he puesto casos reales sólo sobre tabiquería y cimentaciones. Pero… ¿te das cuenta de que aún faltan muchas partes de obra por comentar?. Si yo te contara…

… y lo haré (poco a poco, para que se entienda mejor).

Llegados hasta aquí ¿no te parece mejor idea gastar un poco más de dinero en el proyecto y tener la seguridad de que está optimizado para la obra?.

Y rizando ya mucho más el rizo.

¿No te parece mejor idea todavía, el hacer un proyecto optimizado para la obra y que el dinero que te ha costado el proyecto lo puedas recuperar evitando malgastar dinero durante la misma?

6 tips para ahorrar dinero con un proyecto de arquitecto optimizado para la obra

Por tanto, me atrevo a decirte que para que un proyecto sea una herramienta que te ayude a no malgastar dinero en la obra, tiene que ocurrir que:

1 Los cambios han de ser mínimos, o mejor, no hagas cambios en la obra, hazlos cuando estés redactando el proyecto. Dedícale tiempo al proyecto. Es importante, ya lo has visto con todo lo que te he contado. 

Además, te recomiendo la lectura de este artículo, en donde cuento un caso real de lo que le pasó a un cliente nuestro que, por no dedicarle el tiempo necesario al proyecto, después hizo cambios desaconsejados por mí.

2 ha de haber planos suficientes y suficientemente detallados de toda la obra o al menos de aquellas partes que son características y particulares. 

Si no hay planos suficientes, luego hay que explicar de mil maneras cómo hay que hacerlo.

En esto es importante: una imagen vale más que mil palabras.

En una ocasión trabajé con un arquitecto que no escribía, sólo dibujaba. Era un todoterreno dibujando, lo mismo te hacía una perspectiva isométrica que una sección, o te sombreaba un borrador, o una perspectiva paramétrica. Lo hacía todo. Y todo lo dejaba muy clarito. Así daba gusto…

3 No has de dejar nada para “sobre la marcha”. Has de tenerlo todo bien claro antes de empezar la obra.

Si puedes saber marcas y modelos de sanitarios, mejor.

Tipo y marca de pavimento. Marca y modelo de grifos, caldera de calefacción, etc. TODO

4 El cálculo de la estructura estará afinado al máximo. En esto tu arquitecto es el que te puede decir.

Dile que te interesa que esto sea así y que se tome el tiempo que necesite.

Explícale que es importante para ti.

No es habitual que los arquitectos reciban esta petición y ya verás como será bien recibida y atendida.

5 las mediciones de proyecto se ajustarán a la realidad de la obra en el terreno (no se harán sólo sobre papel).

También hay que medir partes de la obra que no se ven. Pero que hay que hacer.

Y otra cosa: las mediciones se han de realizar de forma holgada.

Al medir sobre el papel es todo muy exacto.

Pero luego en la obra, la realidad es mucho menos inexacta, pero es la realidad, y la que manda. Así que en vez de medir 16,85m que es lo que mides sobre plano, mejor apunta la medición de 17,20m.

Esto es un decir. También hay que ver de qué elemento constructivo estás hablando. Pero un incremento en la medición del 10%-15% es muy necesario.

Si te gusta hacer números, te dejo una plantilla para comparar mediciones y presupuestos de empresas constructoras. Clica aquí o en la imagen.

proyecto de arquitecto

6 El texto de las partes de obra estará redactado teniendo en cuenta cómo se va a realizar la obra, en la realidad. No serán descripciones y definiciones “tipo” o “estándar”. No puede ser así porque cada obra es única.

A veces, para hacer una parte de la obra, es preciso realizar otra parte de obra que o bien no se ve, o es una obra auxiliar necesaria que luego hay que deshacer para que quede la obra bien terminada.

El texto de las partidas de obra, debe incluir esa obra auxiliar que no se ve y que hay que “destruir”, pero que es necesaria. En las mediciones del proyecto tiene que estar todo incluido. TODO.

No quiero olvidarme de decirte que si quieres que te mantenga informado sobre todo lo que afecta a tu bolsillo desde el momento en que decides hacerte la Casa, entonces te invito a esta lista de notificación-prioritaria en la que ya hay más personas interesadas en cómo Combatir los Sobrecostes cuando te hagas la Casa.

No dejes que te cuenten milongas:

los Sobrecostes en las obras de construcción de tu Casa, se pueden evitar, se pueden gestionar y se pueden negociar para que tú no tengas que gastarte un dinero que no tienes para poder terminarte la Casa y meterte dentro a vivir.

Y cuando te apuntes a esta lista de notificación-preferente tendrás opción a enterarte de todo.

Así que cómo lo ves?,

¿ya sabías que un Proyecto Barato podía salirte tan Caro?

ChusTobío

Arquitecto Técnico | Ingeniero de Edificación at AMA ARQUITECTURA
Trabajo con Autopromotores dispuestos a Combatir los Sobrecostes en las Obras de Construcción de su Casa. Creo que hacerse una Casa debería ser más asequible y trabajo a diario para conseguirlo.