Seleccionar página

La hipoteca autopromotor es un producto de banca que ha evolucionado mucho con los años.

Desde que empecé a trabajar en el año 1993 hasta hoy he visto cómo, en un principio, con una hipoteca autopromotor te metían la totalidad del dinero en tu cuenta del banco hasta hoy en día que el banco le paga directamente las facturas a tu constructor. Y el dinero no pasa ni por tu cuenta.

Echando la vista atrás, esto quizá sea lo más llamativo, pero hay más.

hipoteca autopromotor

Me estoy acordando de un autopromotor que había pedido cienmil euros en hipoteca autopromotor y el día que le avisaron para ir a firmarla, en la misma notaría después de la firma, consulta el saldo de su cuenta de banco y ve los cienmil ahí brillantes, nuevecitos, sin estrenar… 

Como nunca había tenido todo ese dinero junto en una cuenta, me contaba que mientras se vino en el coche hacia su casa venía en una nube… pensando en los cienmil… «joer, si no hubiese que devolverlos…» (pensaba).

Cuando llegó a su casa, media hora más tarde, volvió a consultar la cuenta del banco … ¡ sólo le quedaban noventa y cinco mil!.

Al hombre casi le da un jamacuco. Eran las cuatro de la tarde y no podía llamar al banco a ver qué había pasado. Pero sospechaba que «se había ventilado» cincomil en concepto de gastos de hipoteca, notarías y tasación.

Así fue como volvió a la realidad.

Y luego está cómo se las gasta cada banco con su hipoteca autopromotor particular. Que cada uno tiene sus particularidades en función de su política de negocio. Pero no pueden hacer lo que les dé la gana… que hay una normativa que cumplir (aquí en España).

Durante el porrón de años que estuve trabajando de tasadora (de inmuebles que iban a ser hipotecados), unas cuantas veces me han llamado personas que no entendían por qué ningún banco les daba una hipoteca autopromotor.

Generalmente se trataba de personas solventes, dispuestas a devolver el dinero sin ningún tipo de problema. Incluso con buena posición económica,  y no entendían por qué su banco les denegaba una hipoteca autopromotor para construirse la casa.

Lo que no sabían es que, sencillamente, no cumplían los requisitos de la normativa hipotecaria.

Porque la actividad hipotecaria, en este país, está regulada por decreto. Y tanto autopromotores como entidades bancarias han de cumplirlo.

De mi actividad de tasadora hipotecaria puedo decir que hay tres requisitos mínimos necesarios sin los cuales, es imposible que te den una hipoteca autopromotor.

Aunque el banco quiera dártela, no puede.

Podrás hipotecar un piso, otra casa, pero será una hipoteca de otro tipo y no una hipoteca autopromotor (que funciona de distinta manera).

¿Hacia dónde evolucionan las hipotecas autopromotor?

A los bancos no les gusta correr riesgos con su dinero. Ni mucho ni poco. No quieren correr nin-gu-no.

Y visto lo visto con la crisis de las subprime y todo lo que ocurrió a continuación, tuvieron que comerse con patatas infinidad de inmuebles con hipoteca autopromotor… y han tomado sus precauciones.

Las entidades bancarias tuvieron que hipotecar muchos inmuebles que en muchas ocasiones, por el hecho de estar todavía en obras, no se pueden vender de forma-decente para poder recuperar el dinero de la hipoteca autopromotor que le dieron (en su día) a su cliente de turno.

Por eso, las precauciones que se tomaron desde la banca, van siempre encaminadas a proteger el dinero que le dan a un autopromotor y a asegurarse de que el dinero se gasta en la construcción de su casa.  Y por eso, hace muchos años, la totalidad del dinero de la hipoteca autopromotor te lo ingresaban en tu cuenta… y ahora llegan hasta a encargarse de pagarles ellos directamente al constructor.

Apúntate para recibir por email las plantillas que menciono en el vídeo

Si quieres saber cuánto dinero te podría costar hacerte la casa, para saber cuánto tendrías que pedir de hipoteca, entonces, la plantilla que te conviene es ésta.

Si lo que quieres es comparar presupuestos de constructoras, entonces la que te recomiendo es esta otra.

Más información sobre temas como éste, la encontrarás en esta página.