Ayer estaba en la oficina tratando de terminar un trabajo y fuera se oía una algarabía tremenda.

Pretendía concentrarme y no quise darle más importancia.

Pero cuando voy a marcharme veo que los vikingos han tomado la rotonda que tengo enfrente. Ya es inevitable.

LA INVASIÓN HA LLEGADO

vikinga catoira AMA ARQUITECTURA

Además, durante la tarde, se coló en mi bandeja de entrada un artículo que habla de lo mal que lo están pasando los inversores de capital en nuestro país a la vista de los resultados de las últimas elecciones.

En ese artículo también se hablaba de los derechos que tiene un acreedor de hipoteca (banco o similar) como dueño de un inmueble hipotecado y de cómo se lesionan sus intereses cuando se evita un desahucio.

Y ya no me pude contener. Se desató la furia (vikinga?) que hay en mí.

Romería #Vikinga de #Catoira AMA ARQUITECTURA

foto realizada por cedida amablemente por Víctor Gómez @machbel prestada de su post

El artículo lo escribe un señor que no conozco de nada.

De expresión amable, barba bien recortada, con aspecto de comer tres veces al día -por lo menos- y de dormir en una buena casa. Además es «Consejero Delegado» de una firma comercial que se dedica a asesorar a Sareb en la venta de carteras de préstamos hipotecarios a varios fondos internacionales.

O sea, lo que se conoce como un «PezGordo».

Y empezaba bien, con un vocabulario sopesado, contenido y neutro… que me mosqueaba…Porque dijo aquello de «…con independencia de los colores y tendencias políticas de cada uno…» y me dije: ESTO PROMETE.

Te pongo aquí el enlace del artículo, para que lo leas por si tienes curiosidad. Porque es muy probable que tú no pienses como yo. Y quizá me puedas dar otro punto de vista.

SE ACABÓ…

Uno de los motivos por los que dejé de trabajar para una empresa de tasaciones de ámbito nacional, allá por el año 2012, fue que, en plena crisis, con la que estaba cayendo yo asistía atónita a cómo, desde las entidades financieras que nos encargaban trabajos, nos bajaban continuamente las tarifas, sin darnos ningún tipo de opción.

Aquí es lo que hay. Si no te gusta, ya sabes dónde está la puerta. Decían.

Y cada tres meses una rebaja.

Y la calidad de los encargos que nos hacían, cada vez era peor. Lo querían todo de hoy para ayer.

Daba igual que fuese sábado, domingo, agosto, festivo o las seis de la mañana. Me llamaban a cualquier hora, por cualquier chorrada de motivo. El tono siempre era exigiendo, exigiendo… sin final.

Y un buen día, por la mañana, mientras me desayunaba con el gran último desfalco que se había descubierto y que estaban echando por la tele, me dije:  o sea que yo, ¿estoy trabajando para este tipo de ladrones? (que elevan nuestra deuda a límites impagables y que generan pobreza en mi entorno más cercano). SE ACABÓ.

Esa misma mañana me retracté del último contrato, que había firmado dos días antes sin tiempo -casi-para haberlo leído.

Eso sí, tuve que insistir en mi decisión porque, parece, que no se lo podían creer.

Y DESPUÉS DE TODO LO QUE HA PASADO Y ESTÁ PASANDO…

Y después de todo lo que hemos tenido que ver desde entonces… y sufrir… y ahora me sale uno de estos «consejero delegado» y me viene contando que sus clientes lo están empezando a pasar mal porque fíjate desde los resultado de las últimas elecciones (que han salido representantes que se están preocupando de arreglar problemas de emergencia nacional).

Y el artículo dice lindezas como

 «La entrada masiva de capital (5mil millones de euros en 2013) para invertir en un sector arrasado por la crisis ha posibilitado el reinicio de la actividad de promoción residencial, la vuelta de la financiación a compradores de viviendas y a promotores inmobiliarios y la fijación de precios a activos y a deuda que eran ilíquidos hasta hace 24 meses.

Todo ello ha contribuido sobremanera a mejorar la confianza en nuestro sistema financiero y, por derivada, en nuestra economía».

Claro, pensando así sobre la ENTRADA MASIVA DE CAPITAL, es lógico que luego veamos a la señora Merkel diciendo por ahí lo que dice de España a micrófono supuestamente cerrado. Porque debe pensarse que a los españoles, con tal de que nos compren nuestros inmuebles, pues ya estamos despachados.

Yo, en el entorno en el que me muevo, no veo “mejorar sobremanera” LA ECONOMÍA DE NADIE. Que quede claro.

Y perdón por la opinión, pero LA CONFIANZA EN NUESTRO SISTEMA FINANCIERO, mucho me temo que no llegará en mucho tiempo, después de lo que nos han obligado a ver, asombrados e impotentes, día tras día, durante los últimos años. Esa desconfianza no se va a restaurar con una “entrada masiva de capital”. Que nadie se engañe.

Si el hecho de que haya nuevos representantes políticos que se encargan de arreglar (de la forma más inmediata que pueden) los problemas de los españoles inquieta al MERCADO DE INVERSIÓN INMOBILIARIO PROTAGONIZADO FUNDAMENTALMENTE POR EL CAPITAL INTERNACIONAL, pues qué se le va a hacer, señores!.

Nosotros, en España, ESTAMOS INTENTANDO SOBREVIVIR. Para poder vivir dignamente. Si eso ofende, pues que no vengan. Ya nos apañaremos sin ellos. Y seguro que mucho mejor.

Si la PARALIZACIÓN DE LOS DESAHUCIOS inquieta a los propietarios de inmuebles, en mi opinión, pueden estarse tranquilos porque, como seguramente tienen donde dormir a cubierto y calentitos esta noche, pueden esperarse unos cuantos meses a que cambien la Ley que ampara sus derechos. Y no se van a morir.

Por supuesto no entro ni a considerar los DERECHOS DE LOS ACREEDORES HIPOTECARIOS, porque a esos ni les va ni les viene, O SEA LES DA IGUAL, el inmueble en cuestión.

Que por no pagar, no pagan ni contribuyen en la comunidad de vecinos de cada inmueble. Así que calladitos, están más guapos.

INSEGURIDAD JURÍDICA

Estoy de acuerdo en que se puede transmitir una IMAGEN DE INSEGURIDAD JURÍDICA en nuestro país. Pero no es nada irreparable. Y mucho menos si se compara con “el drama del desalojo de una familia de su única vivienda”.

Y sí. La LEY ES LA LEY. Y las PERSONAS SON LAS PERSONAS. Y el DINERO ES EL DINERO.

Y creo que no hay duda sobre qué va antes que qué verdad?. Por lo menos a mí me parece que no la hay, para el lugar en el que quiero vivir en paz.

DONDE DIJE-DIGO-DIGO-DIEGO

En cuanto a las “auditorías sobre proyectos en curso o inversiones” quiero decir que, como una SENCILLA PROFESIONAL QUE SOY, QUE SE DEDICA A AYUDAR A QUE LAS PERSONAS PUEDAN HACERSE LA CASA DE SUS SUEÑOS desde hace más de veinte años, puedo asegurar, que los políticos que hemos padecido desde que tengo conocimiento de razón hasta hoy, nos han venido acostumbrando a maniobras de este tipo, con cambios continuos de leyes en donde ayer se podía construir una vivienda unifamiliar y hoy no.

Sí, es verídico. De un día para otro.

Y la persona de a pie ya se había gastado su dinero en su terreno, su proyecto, su arquitecto y toda la parafernalia.

A mí esto sí que me da pena. Y me duele.

hacer casa barata

Los inversores que arriesgaron su dinero son eso, INVERSORES-QUE-ARRIESGAN-SU-DINERO. Nada más. Y lo que les pasa son gajes de su oficio. Nada más.

No se les trastoca la vida, por haber perdido ese dinero. Si un negocio les sale mal pues a recuperarse y a por otro. Es el riesgo que corremos los emprendedores.

Comprendo que explicar esto a tus socios en China o en Londres, puede ruborizar. Qué se le va a hacer.

Todo esto, con independencia de los colores y tendencias políticas de cada uno. Claro.

Me he leído este artículo y no me puedo contener porque “los de arriba” se están quejando de lo que hace tiempo vienen sufriendo “los de abajo”. Pues ya es hora de que se vayan enterando.

Así que con este panorama, quién no se alegra de que lleguen los Vikingos y nos invadan.

Mejor los Vikingos que no otros europeos del norte que nos quieren poner salarios a 250€ y que compran paquetes de inmuebles españoles a precio de saldo (fondos buitres, se llaman). Ésos sí que son bárbaros sin piedad.

Bien pensado, que vivan los Vikingos y la Romería #Vikinga de Catoira.

Y como ya me he quedado bien a gusto, después de soltar todo esto 😉 ,

AHORA HAZME UNA SEÑAL

Para que yo sepa que estás ahí.

Dime si este artículo te ha resultado útil, porque LO QUE MÁS ME AYUDA ES CONOCER TU OPINIÓN, saber lo que piensas.

Si la pones en los comentarios, iremos haciendo “familia”, y nos sentiremos todos más arropados y más seguros en nuestra vida diaria.

Si no me escribes, lo siguiente que me viene bien es QUE LO COMPARTAS ENTRE TU GENTE. Eso es la leche!. Cuando alguno de vosotros me comparte algo, las visitas a la web se disparan. Y !da gusto verlo!.

Además, que ya sabes, a mí me haces un favor, y seguro que a ti te viene de vuelta, porque

Pero si eres un poco “cagaíllo” (como yo, que cuando comento, lo hago en blogs que llevo leyendo meses… ? , pues he ideado un sistema para tímidos, que es el deVALORAR CON LAS ESTRELLAS. 

Ya sabes. Una estrella si te ha gustado poco y 5* si el artículo te mola mogollón. Así me estás diciendo: “oye, que esto me gusta”. Y yo sabré de qué tengo que seguir hablando.

Aunque si me lees asiduamente, creo que TE CONVIENE SUSCRIBIRTE A MI BLOG.

Porque voy a sacar muchas novedades que van a tener precio. Y si eres de los míos, voy a darte ventajas exclusivas, muchos recursos e ideas que habitualmente costarían mucho dinero en cualquier estudio de arquitectos. Así que, insisto, TE RECOMIENDO SUSCRIBIRTE A MI LISTA.

Venga! para-muestra-un-botón, aquí te dejo MI PRIMER REGALO.

Y no te olvides de decirme,

También estás invitad@ a venir y participar en la#RomariaVikinga de #Catoira. Te esperamos!

ChusTobío

Arquitecto Técnico | Ingeniero de Edificación at AMA ARQUITECTURA
Trabajo con Autopromotores dispuestos a Combatir los Sobrecostes en las Obras de Construcción de su Casa. Creo que hacerse una Casa debería ser más asequible y trabajo a diario para conseguirlo.