Seleccionar página

Aceptar un Presupuesto Cerrado Llave en Mano es algo así como comprar un kit de dermocosmética exclusiva.

presupuesto cerrado llave en mano

Puede parecer una frivolidad, pero aceptar un presupuesto cerrado llave en mano, tiene mucho que ver con comprarse un kit de dermocosmética.

Sí, es algo así como comprar un kit exclusivo donde, por un precio determinado, te meten un lote de productos y cremas que dicen resolver un problema concreto.

Y eso está bien, porque si confías en las marcas del kit, piensas que te quitas un problema de delante.

Pero si vas a echar cuentas de lo que te costaría comprar cada uno de esos productos por separado, verás que de unos sabes el precio, pero de otros… no.

Con lo que no sabes realmente si estás pagando lo que cuestan los productos, o están pagando de más…

Y no es una casualidad que esto sea así.

Debe ser una estrategia de márketing del básico, porque hasta las empresas constructoras la utilizan.

Bien es cierto que aceptar un presupuesto cerrado llave en mano puede resultar un alivio si has definido toda la obra al detalle (hasta el modo de encofrar la cimentación). 

Pero también es cierto que muy pocos proyectos están definidos con el grado de detalle suficiente como para que un presupuesto de este tipo le resulte rentable al dueño de la casa.

Y a pesar de no ser rentable, quien lo acepta se siente aliviado porque CREE que se ha quitado un problema de en medio.

Suponte que…

Te pasa como a mí, que tienes un problema de piel, y que has dado con una marca que te lo mantiene a raya, pero quisieras mejorar un poco más.

Me encuentro un kit de dermocosmética de esa marca que lleva unos productos que uso y que me hacen falta, y también trae otros que no conozco.

El kit me ecuesta un riñón y parte del otro.

Se me da por hacer unos números sumando lo que cuestan los productos que conozco y concluyo que el precio de los productos que no conozco debe ser muy alto (a juzgar por lo que me queda hasta llegar al precio del kit).

No voy a negar que me hubiera gustado comprarlo pero… ¿qué iba a hacer con esas esponjitas que me venían incluidas?. Yo no necesito esponjas… (y cuestan lo suyo…)

¿Y cuánto vale ese sérum que es la novedad del kit?. Si el precio es el que yo  me imagino, la cosa no es para bromas. Ya puede ser bueno (y seguramente lo es, porque conozco la marca), pero… 

Bueno, pues algo así es lo que pasa cuando aceptas un Presupuesto Cerrado Llave en Mano.

Dale al Play…

Y además te hablaré de dos ideas que suelen usar las constructoras para asegurarse de que te pueden hacer la Casa en la cantidad que te dicen.

Y también te contaré algo más.

Y ahora que me has escuchado ¿sabrías decirme qué tipo de situación es la que coincide contigo?

Recursos mencionados en el vídeo

Estoy seleccionando 9 proyectos en los que voy a trabajar los próximos 9 meses para conseguir el objetivo que cada persona cumpla el objetivo que se proponga alcanzar durante este tiempo.

Si quieres que te ayude a alcanzar el tuyo, respóndeme a estas preguntas y envíame tus respuestas.

Combatir los Sobrecostes

Y si tienes claro que nadie va a defender tu bolsillo mejor que tú y quieres saber todo lo necesario para encargarte del tema económico las Obras de tu Casa, entonces te sugiero que te unas a personas que saben que hoy en día ya es posible hacerse la Casa cumpliendo las Previsiones Económicas y te apuntes en la lista preferente de mi programa “Combatir los Sobrecostes”  

Así, también tendrás acceso a mi comunidad privada en la que hay personas que ya se están haciendo su casa y se ayudan unas a otras, compartiendo experiencias y opiniones de todo lo que les va surgiendo durante el proceso. Además, yo también estoy contestando a sus preguntas y aportando mi visión a sus problemas. Te espero!