Seleccionar página

IMAGINA UN DÍA CUALQUIERA EN TU CASA NUEVA

Imagina que pudieras dar un salto y despertarte un día como hoy pero dentro de un año más.

DECIDISTE QUE QUERÍAS HACERTE UNA CASA. 

Hecha a medida para ti. Y empezaste

Te metiste en proyectos y en obras.

Y ahora estás en un “buen embolao” y no sabes a dónde puedes ir ni cómo puedes hacer para resolver el problema en el que te has metido.

No pensaste que fuese tan difícil. Así que fuiste con la inercia, resolviendo sobre la marcha.

La empezaste porque se la hacían todos. Y los demás han acabado. Pero tú estás atascada.

Cuando no tienes problemas con la calidad de la obra que te han hecho, los tienes con el contructor, o quizá con el banco. O con tu pareja, con quien no consigues ponerte de acuerdo.

O puede que te pase que no sabes qué material elegir porque el que te gusta te dicen que da problemas (pero tú ves que otros lo están usando).

O quizá es que no sabes cómo puedes plantear la idea que tienes en la cabeza.

Los únicos que te escuchan son otros constructores, albañiles e instaladores, pero cada uno te da “ su versión “ y no acaban de ayudarte con tu situación (además, es tan fácil hablar!).

Has probado a hablar con tu arquitecto y tu aparejador, pero no están por la labor de escucharte. No tienen tiempo para atender tus preocupaciones.  Lo de ellos es la obra.

Y la obra la tienes parada por problemas que no logras solucionar.  

Por decisiones que no logras tomar.

Te falta información y no sabes dónde encontrarla. En internet hay tanta que no te terminas de aclarar.

CUANDO YO ME HICE MI PROPIA CASA, TAMBIÉN ERA NOVATA COMO TÚ

La principal diferencia contigo es que yo tenía la formación técnica necesaria para salir de los atolladeros en los que me vi envuelta. 

Aún así, al ser la primera obra que hice (para mí), y no tener experiencia práctica en este tipo de situaciones, me metí en algunos “fregados” de los que salí lo mejor que pude.

Y he de reconocer que resolví bastante bien. Aunque tenía muchos factores a la contra.

Conozco los caminos para salir de cada situación. Por mi perfil profesonal, tengo herramientas para eso.

Y también sé lo que hay que hacer para no volver a verse en situaciones sin salida.

Por eso te quiero ayudar.

Te podría contar lo que me pasó …

… con mis ventanas de aluminio, o con mis ventanas cenitales, o con mi tejado de chapa, o con la contratación de mi fachada de ladrillo cara vista, o con la colocación de la plaqueta cerámica de mi casa, o con…

PERO HABLEMOS DE TI. ¿QUÉ TE ESTÁ OCURRIENDO?

¿Te sientes perdida y no avanzas porque no sabes muy bien qué pasos deberías dar para salir de donde estás?

Acaso estás pensando que, a la vista de los presupuestos recibidos, ¿tu casa se te escapa de presupuesto?

¿Tienes encima de la mesa tanta variedad de ofertas económicas que no sabes por cuál decidirte?

¿Te falta información de confianza para decidirte por una opción u otra y no acabas de encontrarla?

No sabes cómo analizar los presupuestos de empresas constructoras que has recibido

Te gustaría ir más seguro con el constructor. ¿Quizá un contrato de obra?

No quieres ni tratar con constructores (no te entiendes con ellos)

Crees que todo el mundo quiere cobrarte dinero mucho más dinero de lo que cuestan las obras.

Llevas años deseando terminarte la casa, ¿pero la desinformación te paraliza?

¿Crees que ha llegado el momento de estrenar tu casa nueva, caiga quien caiga?

PARA SOLVENTAR UN PROBLEMA, LO PRIMERO ES RECONOCERLO

Estás atascada.

No sabes por dónde te conviene tirar.

No encuentras nadie que te ayude. Nadie que te escuche.

Podemos tomarnos un café online. Me cuentas tus problemas.

Te cuento cómo puedes solucionarlos.

Te doy recursos que te van a ayudar. Herramientas que te servirán.

Te indicaré salidas que tú no ves ahora mismo.

No te voy a juzgar. No te voy a dar mi opinión.

Te voy a indicar soluciones. Te voy a dar opciones.

Para que tú decidas. Y actúes.

Porque tendrás que decidir. Eso sólo lo puedes hacer tú. Y debes hacerlo.

Sólo así transformarás tu Vida en lo que quieres que sea. Junto a tu Casa.

Ves que nadie te escucha. A nadie le importa tu casa.

A mí me importais Tú y tu Casa. Juntas.

Quiero personas felices en el mundo viviendo en la casa de sus sueños.

¿Quizá tú no seas de casa?¿Quizá seas mejor de piso?.

Si es así no te agobies. Sincérate contigo misma y reconócete.

Si una casa no es lo mejor para ti, reconócelo, no pasa nada. Y no perdamos más el tiempo.

Pero si estás convencida de que necesitas tu casa nueva, hecha a medida para ti, como medio para mejorar tu vida, entonces que no te paralicen miedos ni limitaciones. Ni problemas ni dudas. ¡Sal de ahí!, que corres peligro.

Si quieres tener el control y diseñar tu vida, hazte la casa que quieres y que nada te eche para atrás (ni hermanos, ni maridos, ni hijos, ni amigos, ni bancos, ni constructores, ni arquitectos). NADA.

Tú decides si tu casa es la que sale en el programa de «Quién vive ahí», o en el de «Constructor a la fuga».

No renuncies a tus sueños.

IMAGINA UN DÍA CUALQUIERA EN TU CASA NUEVA

Imagina que pudieras dar un salto y despertarte un día como hoy pero dentro de un año más.

Imagina que te tienes que ir a trabajar.

Te has levantado, has abierto la ventana, te has asomado al balcón y hueles el nuevo día que tienes por delante (…mmmm….fresco….).

Hace frío, los árboles no tienen hojas (te recuerdas a ti misma que tienes que limpiar de hojas la zona de la pérgola) y te metes para dentro porque el fresco ya te ha calado.

Bajas a la cocina, todavía medido dormida,  a por tu café matinal, porque si él no eres persona.

Llegas abajo y el sol te da en la cara (desde que vives en tu casa nueva ves que el sol de invierno se te cuela por tu ventana, el de verano no), te calienta, es agradable…

Preparas el agua, la bolsa del café (¡mmm…. qué bien huele!), la cafetera…

Te pones al lado de la ventana a consultar el correo electrónico en el smartphone que dejaste anoche a cargar.

El sol que te da es una bendición.

Entre correo y correo empiezas a situarte en el día que tienes por delante.

Mientras tanto el café ya va llegando… Y tú vas volviendo a la vida…

 
¿Te gustaría empezar tus días así?

final de post1

Si este artículo te ha gustado, me vendría muy, pero que muy bien que LO COMPARTIESES EN TUS REDES SOCIALES.

Así puede ayudar a más personas y es una buena manera de empezar el año.

A mí me haces un favor, y a ti te vendrá de vuelta  😉 

También me interesa mucho conocer tu opinión sobre lo que te he dicho de los proyectos baratos.

Aunque si no quieres ayudar a los demás, puedes VOTARLO CON LAS ESTRELLAS que te pongo abajo. Me viene bien saber qué contenidos son los que más te gustan y podré trabajar en ellos.

Y si quieres que te avise cuando publique artículos como éste y mucho mejores, puedes SUSCRIBIRTE AL BLOG. Así te lo envío a tu bandeja de entrada y tú no tienes que preocuparte de nada.

Además, si estás apuntado a mi lista, RECIBIRÁS REGALOS comos ebooks, cheklists, pdfs, plantillas de cálculo, diseños de planos de casas, webinars gratuitos, vídeos de consulta y muchos más recursos para que puedas hacerte tu casa lo antes posible y sin salirte de presupuesto. ¿TE LOS VAS A PERDER?.

AQUÍ TIENES TU PRIMER REGALO.