Seleccionar página

Cómo acabé en Top Afiliación y no me arrepiento

Acabé en Top Afiliación y no fue por casualidad

Al meterte en el mundillo marketero, enseguida escuchas el nombre de Javier Elices.

La web por la que lo conocí se llamaba monetizados.com y en ella hablaba de cosas que, como profesional de la arquitectura y la edificación… no me ponían…

Yo quería trabajar con personas que se querían hacer la Casa

Cuando yo empezaba con mi web, nadie en el mundo-mundial entendía cómo iba a trabajar con personas que se querían hacer la Casa.

No entiendo, si una casa se construye en un terreno ¿cómo vas a hacer?

Hasta hace unos meses, todavía, he estado respondiendo a esta pregunta.

Ni siquiera los expertos en marketing del momento, entendían lo que quería hacer. Han tenido que pasar unos añitos para que quieran retomar conversaciones sobre el tema.

top afiliación

Una tarde en el metro de Madrid

De vuelta a casa después de haber hablado con el experto en márketing del momento.

Venía hundida.

El experto-marketero del momento con el que me había ido a reunir, no se quiso implicar conmigo y con mi proyecto online porque no sabía cómo hacerlo. 

Despierta Chus, no tienes con quién hablar de lo tuyo

A mis compañeros y colaboradores del estudio no les interesaba lo más mínimo lo que yo hacía en internet. Ni a mis amigos.

Mi familia sólo sabía de la cantidad de horas que le dedicaba a aquello de estar online. Y no les gustaba mucho que digamos.

Yo me sentía Sola.

Y esa tarde, al volver en metro, también me sentía Hundida.

Aunque con una fe-ciega en que, lo que yo imaginaba, se podía hacer.

zoom top afiliación

Me sentí identificada con Javier Elices cuando le oí decir que era un chico de Madrid que tenía un trabajo que sus amigos no entendían.

Joer! Como yo!

Cuando yo quedaba con mis amig@s, por mi trabajo  ya nadie me preguntaba… total ¿para qué? Nadie entendía nada de lo que yo le explicase…

… me miraban como si estuviese trallada…

… trallada y … con la duda de si estaría avistando un filón…

Con esto de internet, yo veía que era posible llegar a muchas personas.

Pero mi mercado, no es que no anduviese por internet, no. Lo que le pasaba a mi mercado era que no estaba acostumbrado a verme en ese canal (medio de comunicación).

Nuestros potenciales clientes no estaban acostumbrados a vernos online. A contactarnos online.

Hasta ahora, claro.

Éramos cuatro pelagatos de profesión los que andábamos online. Y cada uno iba a lo suyo.

Esto tenía que cambiar…

Y por eso, cada vez que descubría un nuevo contacto del sector, mi alegría era inmensa.

Pero esa alegría-inmensa, me hacía cometer Errores…

Error nº 1: escribir gratis para los demás

En una ocasión me ofrecieron escribir en un portal de reformas que decía tener 60mil visitas/mes.

Yo, entusiasmada, les creí, y lo hice.

No tenía la seguridad y confianza necesarias para pedir algo a cambio y estuve escribiendo, durante meses, artículos para otros. A cambio de una prometida visibilidad… que no llegaba…

top afiliacion

Error nº 2: proponer colaboraciones, a mi manera

En otra ocasión, descubrí en facebook a una arquitecta que hacía con sus manos, maquetas-chulísimas de casitas. Decía que le estaba costando mucho venderlas por internet.

Se acercaban las navidades y vi que sus productos podían encajar perfectamente con mi audiencia.

A  mis lectores les iba a gustar conocerla. Les iba a gusta mucho.

Así que la contacté por facebook y pasamos a hablar en privado por el chat.

Todo iba bien hasta que le hice mi propuesta explicándole que yo vendería sus productos a mi gente.

 

Estuve un buen rato esperando …

… hasta hoy.

No sabía qué había ocurrido.

¿Se ha olvidado?

Se ha olvidado de mí! Y de lo que le estaba proponiendo!

No. No se pudo haber olvidado de mi propuesta.

Lo que ocurre es que no le interesa.

Ni le interesa, ni me dice que no le interesa. ¿Por qué?

Yo no entendía…

yo sólo quería que ella vendiese sus productos y que mis lectores estuviesen felices…

Aquello también me hizo tambalear anímicamente. Fueron unos días duros.

Reconócelo Chus, el sector está muy verde. Cuando tú propones algo, la gente está entendiendo cosas-raras que nada tienen que ver con lo que tú realmente quieres con ellos.

Algo estaba fallando en mi forma de proceder… y ese-algo, que no sabía qué era, ese-algo, tenía que cambiarlo.

Error nº 3: apareció Facebook

Mientras intentaba entender … se empezó a propagar que facebook era una gran base de datos, en la que podías conseguir contactos de forma muy pero que muy barata.

Así que me animé a probar.

Y probé.

Probé.

Y probé.

top afiliación

Cada vez que ponía un nuevo anuncio, los resultados me costaban cada vez más caros.

Con lo que me gasté en facebook, me podía haber pagado parte de la formación de Top Afiliación.

Aquél no era el camino…

Meses más tarde concluí que llegar a mi gente, llegar a mi mercado, me iba a costar más de lo previsto.

Y ya eran muchos tropiezos seguidos. No me lo podía permitir…

No más Errores: con el Intensivo de Elices

Recuerdo la noche en la que me topé con el primer vídeo del entrenamiento Intensivo de Javier Elices.

Sabía que Elices se formaba con uno que sabía mucho de negocios digitales.

También sabía que Elices había montado un taller con los bloggers más influyentes del mercado hispano (de todos los sectores). Y que todos habían salido de allí con la boca abierta.

Sabía que Elices andaba con el tema de la «afiliación» a vueltas. (que nombre más feo, no?)

Ay la «afiliación»! 

Eso de internet que me ha causado dolores de barriga, y que fuera de internet, los profesionales de la arquitectura llamamos «colaboraciones».

Los profesionales de la arquitectura estamos de vuelta y media de saber lo que es una «colaboración».

Y estamos de vuelta y media de saber que, para sobrevivir en el mercado, es preciso desarrollar otro tipo de Habilidades transversales (que no te enseñan ni en la universidad, ni en los másteres).

A mí, personalmente, el nombre “afiliación” no me gusta nada. Para mí el término “colaboración” refleja más el espíritu de la formación de Javier Elices. Pero en el mundillo-marketero esto es Afiliación, y punto.

Intuía que, cuando le diera al play del primer vídeo del intensivo de Top Afiliación, ya no habría vuelta-atrás.

Sabía que eso me iba a gustar.

Así que lo abrí.

Fue ver el vídeo… y aquella noche ya no dormí…

Efectivamente, mis semejantes andaban cerca.

Yo quería poner en práctica ideas para las que necesitaba aliados. Aliados a los que, a la vista de los resultados, no sabía cómo abordar.

Las respuestas que yo buscaba parece que estaban en Top Afiliación.

.

Y entré.

Y comprobé que todo lo que yo imaginaba era cierto, y que mis suposiciones sobre cómo encontrar la info necesaria en internet eran ciertas.

La formación de Elices, el chico JASP, sobrepasó mis expectativas (y te las cuento en el vídeo)

La calidad de la información que Javier Elices pone a nuestra disposición en Top Afiliación, es muy-muy profesional. Está todo muy probado. Sabe lo que da resultado y lo que no. Y te lo muestra.

Javier y su equipo son muy conscientes de la brecha que están abriendo y su dedicación es de las mejores que he tenido en formaciones online. Y puedes creerme si te digo que he tenido unas cuantas.

Porque en Top Afiliación de lo que menos se habla es de las comisiones por las ventas.

En Top Afiliación se está estableciendo un protocolo de buenas actuaciones, un protocolo de alianzas, una forma de proceder en los negocios online en la que las personas cuentan.

Ahora sé que, si alguien rechaza mis propuestas, es porque no está preparado para recibir todo lo que podemos conseguir colaborando en común.

Ahora sé.

Sólo por eso, volvería a entrar en Top Afiliación.

Además, si vas implementando lo que vas aprendiendo, ya vas avanzando mucho, y puedes dejar en marcha un sistema de ingresos eterno.

Dime que esto no es Potente, porque yo no le veo más que ventajas. Y no debo ser la única que lo piensa, porque en Top Afililación ya hay algunos compañeros de profesión que también le ven atractivos a esto. Te los pongo

 

 

 

 

Créeme si te digo que esto no ha hecho más que empezar.

Pagar se paga una vez, y lo que aprendes dentro de Top Afiliación  y las posibilidades que se te abren con los conocimientos que Javier Elices explica, se quedarán contigo para siempre.

Si a eso le añades lo que, inevitablemente, va a cambiar el panorama online de lengua hispana en los próximos años (en otros países ya ha ocurrido), entonces ya ni te cuento.

Así que si quieres apuntarte al entrenamiento Intensivo Top Afiliación de Javier Elices, puedes hacerlo ahora clicando aquí(porque acaba de abrir sus puertas).

Yo desde luego, no me lo voy a perder ¿te vienes?

anúnciate en mi web